martes, 13 de septiembre de 2016

Confesiones nocturas

Aquí estoy, una vez más, como prometí. Es la 1:52 de la madrugada y después de llevar un rato en la cama sin conseguir dormirme no he encontrado la mejor manera de ocupar el tiempo. Hoy ha comenzado el curso oficialmente y los pequeñuelos me han agotado por completo (aunque yo estoy encantado) porque los adoro y punto.

Tengo la cabeza como un bombo, son demasiadas cosas quizás... Quién sabe. Hace un rato terminé de ver Juego de Tronos, una tontería pensaréis algunos, pero para mi ha sido muy especial e intenso. Ver 60 capítulos en mes y medio, compatibilizando agendas, horarios de trabajo y zampando como si no hubiera un mañana, son cosas que unen (y mucho). Me ha gustado eso de compartir serie con alguien. Ser capaz de esperar a que el otro pueda tener un rato disponible para ver un par de capítulos (u tres), tener el valor de confesar que #haspecado y no has podido remediar ver algún capítulo que otro tu solo, engullir cantidades ingentes de comida basura visualizando horas y horas seguidas de una historia épica, ficticia, inventada pero no muy alejada de la actual realidad, centrada en unos pocos luchando por el poder sin pensar en la base de la pirámide (excepto unos pocos, que siempre los hay) intentado contra viento y marea obtener una igualdad posible y no tan lejana... ¡Fin! No creáis que voy a hacer spolier, no soy de esos. Tampoco os voy a obligar a verla, es una serie sin más. Algo que nos transporta un poco lejos de la realidad, la rutina, el día a día, los problemas personales, el trabajo y nos hace pasar un buen rato imaginando que somos ella volando sobre un dragon sintiendo el viento en la cara (ups, sorry) #nopuedoremediarlo.

Por otro lado (y cambiando radicalmente de tema) debo deciros que voy teniendo más propósitos (del post anterior) un poco más claros. Sigo #onfire con la dieta porque si no, amigos y amigas, me tendré que poner un saco de patatas con una tomiza (podéis buscar el significado en google, #denada) a la cintura el día de la gran boda del año. Me quedan 15 días para bajar por lo menos una talla y no lo veo imposible si me dedico a cenar agua todas las noches. Hace un año, comer era precisamente una de las cosas que menos me preocupaban. Hay que ver el capricho de los cuerpos, como cambia el cuento de la noche a la mañana. A día de hoy no he conseguido aún encontrar un equilibrio en cuanto a mi talla se refiere, pero tampoco me preocupa excesivamente (lo único que me preocupa es el cash del que dispongo para comprar nuevos y más amplios trapos) así que amigas, cerramos un poco el pico y listo.

Hoy sin ir más lejos he abandonado esas cenas recubiertas de oro líquido, de ese que se agarra como una lapa a nuestras arterias poco a poco, hasta que llegas a la edad de un prejubilado (donde se supone que empieza lo mejor de la vida) y ¡zas!, fuera la sal, fuera la cerveza #never, fuera el fumar, fuera las grasas trans, y fuera la vida en general, así que poco a poco iremos quitando cosas, pero sin agobiar, para que luego no sea tan traumático, ¿vale? Poco a poco.

Es un placer para mi informarles de que, ¡chan! ¡chan! ¡chaaaan! No me han dado plaza en la University de Harvarcete, pero no importa porque voy cuesta abajo, de culo y sin frenos, a mi nadie me para. Después de verme negro para encontrar piso bonito/en buena zona/asequible to my purse/y con buena compañia #todoesimportante, no podía perder esta oportunidad y sigo trasladándome a la city pero con otro objetivo.

He descubierto que el miedo que tenia a enfrentarme a algo no es comparable al miedo que puedes sentir a no ser capaz de hacer algo, así que Mr. Horrible se lía la manta a la cabeza (o al cuerpo porque no subestiméis a Albacete, hace un frío de cojones) y se lanza a la maravillosa aventura de las oposiciones hermanos y hermanas. "¡Oh pobrecito!" diréis algunos, ¡Ole tu c*** moreno! pensaréis otros en voz baja, y yo no pienso. Simplemente me dejo llevar porque no quiero que nada ni nadie me pare en el duro camino de conseguir mi objetivo de vida. 

Total, que he decidido escribir este rápido y poco extenso post porque una #fanfatal (que me encanta) me ha pedido #postYA y chata, que quieres que te diga, a eso no puede negarse uno. No puedo decirle que no a alguien que empleará su tiempo en leer este conjunto de palabras #sinsentido que le salen a uno por falta de sueño a horas intempestivas de la noche.

Así que después de eso se me ha quedado el #celebroseco y no puedo mas #cortoycambio.

¡Os adoro!


martes, 30 de agosto de 2016

Curso nuevo, vida nueva

Al igual que los principios de año... Los finales de verano están llenos de compromisos y buenas intenciones. En mi caso, debido a mi profesión, el día 1 de septiembre es bien parecido al 1 de enero. Todos queremos cambiar, mejorar, evitar, añadir algo a nuestras vidas...

He de reconocerlo... Ha sido un buen verano. Mi primer verano como docente. Dos meses de vacaciones, con sus cosas buenas y cosas malas. ¿Cosas malas? Os preguntaréis... Pues sí, todo tiene su ying y su yang. En mi caso particularmente dejé de hacer todo absolutamente y cuando digo todo, es todo. Dejé de trabajar, dejé de hacer deporte, dejé de moverme en general y empecé a beber cerveza y a comer como si se avecinara el invierno está llegando (Juego de Tronos me está dejando fatal) y necesitara reservas para hibernar...

El caso es que a lo hecho, PECHO, y mucho desgraciadamente, #risafloja... He decidido no acumular propósitos para el día 1 y empezar gradualmente con objetivos a corto plazo para evitar frustrarme. Quiero conseguirlos uno a uno, como todo lo que me he propuesto en esta vida y he conseguido... Para empezar quiero dejar de comer en cantidades ingentes y acostumbrar (no sin una poqueta de ansiedad) a mi cuerpo a comer menos cantidades, de todo, pero menos cantidades, intentando evitar refrescos carbonatados y el azúcar. Llevar casi ocho meses sin fumar ha influido en el aumento de mi masa corporal pero si he podido con eso, ¿no voy a poder con lo otro? Por algo se empieza...

En segundo lugar (y este es un objetivo un poco más a largo plazo) me he propuesto volver a estudiar en la universidad (llamarme loco pero en uno de estos post creo recordar que dije una y no más, Santo Tomás, no volveré a estudiar never and ever) y sí, aquí donde me leéis, me hace hasta ilusión volver a hacerlo.

Ilusión entre comillas porque tengo más miedo que once viejas... Eso implica horas de estudio, de trabajo, de reuniones, de exámenes... Sin olvidar que debo compaginarlo con mi trabajo: con sus correspondientes programaciones, preparaciones de sesiones, reuniones del claustro, kilómetros de carretera y... Como éramos pocos y parió la abuela, además tengo que ponerme a buscar piso y compañero de piso, claro está... Y por supuesto sin olvidarnos de mi preciado "cacharrito" llamado Thermomix, al cual sigo enganchadísimo, y que si me llamas interesado o interesada allí que me tienes en tu casa para demostrarte sus maravillosas funciones y lo fácil que sería tu vida si te la quedas y punto, yo no he hecho publidad :P

No está la vida para vivir solo así a lo loco y que en un mes del frío invierno de Albacete (el cual podría compararse con el de Invernalia perfectamente) oh dios lo he vuelto a hacer, te llegue una factura de luz o de gas (no se sabe todavía) y tengas que "entramparte", como decimos aquí, para poder hacer frente a dicho gasto...

El caso es que llega el final del verano (con la vista puesta en la gran Feria de Albacete), que por supuesto hasta el 17 de septiembre nada de final de verano, ese día ya lloraremos... Y necesitaba nuevas razones y propósitos para levantarme cada día.

Me parece algo atroz llevar más de un año sin aparecer por aquí, ¡hasta me he emocionado cuando lo he abierto! tan cuqui y tan bien puesto como me lo dejó mi a-dorada Anita Patata Frita :P Así que otra de las cosas que pienso intentar con ganas es dejarme caer por aquí a menudo, bien sea para contar penas/alegrías/logros/fracasos/chispas/viajes/series/recetas #quémasda, el caso es estar un poquito más cerca de vosotros.

Comienza la #operacióndietahorrible #operaciónhorriblevueltalcole #operaciónhorribleblog o como la queráis llamar...

¡Mr. Horrible vuelve! =)

martes, 28 de julio de 2015

"Quiche" de Mr. Horrible

"Vamos a contar mentiras..."

Buenas amigos y amigas. Aunque sea de "uvas a peras" me gusta dejarme caer por aquí y seguir compartiendo con vosotros algunas recetillas que me voy encontrado por ahí, o que otras muchas veces busco e incluso (y pasa más veces que menos) me las invento. 

Total, que el otro día estando el exótico Villarrobledo poco antes de regresar a Albacete, mi adorada madre me obsequió con una masa quebrada redonda, la cual compró por error y por ir con prisas como va siempre y por no leer, pero no pasa nada madre. Yo te quiero igual y al final, "el drama de la masa" ha terminado con final feliz. 

Me documenté un poco acerca del tema, leí un poco de aquí y otro poco de allí y el miércoles al volver de trabajar me dispuse, muy afanoso yo, a preparar mi primera "Quiche" INVENTADA. Por supuesto ayudado de mi maravilloso Thermomix®, el cual es mis pies y mis manos en la cocina y tarde o temprano también lo será de mi querida y amada +Ana Lozano:

"Tu estarás duro -le dijo el perro al hueso- pero yo no tengo prisa"

Y finalmente, no es por echarme flores pero, ha quedado divina. La masa está perfecta y de sabor que os voy a contar. Yo utilicé queso puro de oveja de Forlasa (y sí, siguen sin darme ni un duro por la publi y mirar que me pilla cerca... Un cochecico no estaría mal, incluso podéis vinilarlo si queréis, sabéis que no me importa hacer la publicidad que haga falta). Dicho queda...

Y ya está, corto y cambio porque con esto de escribir una vez al mes, cuando me pongo no hay quien me pare. 

INGREDIENTES:
  •     1 masa quebrada (redonda)
  •     4 cucharadas de aceite
  •     200 gramos de jamón serrano en tacos
  •     30 gramos de maicena
  •     250 gramos de leche
  •     150 gramos de queso
  •     4 huevos
  •     50 gramos de nata (yo utilizo la preparada a base de extractos vegetales y queda genial)
  •     Sal y pimienta al gusto

PREPARACIÓN:
  1. Pre-horneamos la masa extendida sobre un molde de Quiche a media altura, durante 10 minutos a 180º C con calor arriba y abajo. Reservamos
  2. Rallamos el queso programando 10 segundos / velocidad progresiva 5-10. Reservamos
  3. Ponemos en el vaso dos cucharadas de aceite y calentamos 1 minuto / Varoma / velocidad 1
  4. Añadimos las setas al vaso y sofreímos 8 minutos / Varoma / giro inverso / velocidad 1
  5. Incorporamos el jamón sobre las setas y sofreímos 4 minutos / Varoma / velocidad 1. Retiramos y reservamos
  6. Añadimos 2 cucharadas de aceite, agregamos la harina y sofreímos 2 minutos / Varoma / velocidad 2
  7. Incorporamos la leche y la pimienta para hacer la bechamel y programamos 5 minutos / 90º / velocidad 3
  8. Ponemos en el vaso en primer lugar el queso, después los huevos y finalmente la nata. Mezclamos 10 segundos / velocidad 3
  9. En la masa ya pre-horneada, ponemos el jamón y las setas repartiéndolos de manera homogénea. Vertemos la salsa por encima y horneamos nuevamente a media altura, 20 minutos a 180º con calor arriba y abajo


¡Amor horrible para todos! <3

jueves, 18 de junio de 2015

Pavo al curry con arroz

¿Pensabais que me había ido para siempre?

Queridos, queridas...
Después de nuevos cambios en mi vida, aquí me tenéis una vez más para traeros "receticas" fáciles, sanas y ricas. Las últimas semanas han sido una locura y día tras día me recordaba a mi mismo lo abandonado que os tenía. Simplemente necesitaba organizarme y encontrar algo de paz mental para sentarme un buen rato y poder volver a escribir. Lo que sí tengo claro es que aunque sea de mes en mes (espero que no sea así y sea más a menudo) pueda compartir con vosotros un poquito de mi ser.

Quizá, habrá gente a quien no le interese pero tengo la necesidad imperiosa de compartir algo con vosotros. Hace no mucho tiempo, antes de llevarme algo a la boca, debía pensar seriamente en las calorías que estaba ingiriendo. Todo era un problema y continuamente tenía que controlarme. Repetidas veces escuchaba frases como: "Tienes que cuidarte" o "Te estás poniendo hermosote", "¿No haces deporte?"... Educadamente no me quedaba otra que sonreír y convencerme a mi mismo de que mi metabolismo de ameba, el cual no quema calorías ni haciendo la media maratón, era el culpable. A día de hoy ¡no me privo de nada! (eso sí, siempre con conocimiento). Ahora he comenzado a escuchar frases como: "¿Es que no comes?", "¡Te estás quedando seco!", "¡No adelgaces más!"... Y así en bucle infinito. ¡Hijos míos que yo como! El problema es que no paro y mi pequeña ameba se ha despertado y no puede parar de consumir. Estar activo y sobre todo, feliz ayuda a mantener un correcto equilibrio mente-cuerpo y eso repercute en todas las áreas de tu vida.

"Mens sana in corpore sano"

Gracias a todos los lectores fieles que estáis ahí esperando el tiempo que haga falta para leer un nuevo post. Sin vosotros no sería lo mismo (aunque suene a cursilada, es la verdad) <3

INGREDIENTES (Para 4 raciones)

Guarnición de arroz al curry
  • 180 g de arroz
  • 30 g de pasas
  • 1 diente de ajo
  • 300 g de agua
  • 1/2 cucharadita de sal
  • 30 g de aceite de oliva virgen extra
  • 1 cucharada de curry

Pavo al curry
  • 200 g de cebolla en cuartos
  • 2 dientes de ajo
  • 50 g de aceite de oliva virgen extra
  • 700 g de pavo en tacos
  • 1 cucharadita de sal
  • 1 cucharadita de curry
  • 30 g de coñac o brandy
  • 2 manzanas (al gusto) peladas y troceadas

PREPARACIÓN
  1. Cubrimos la bandeja del recipiente varoma con un trozo de papel de hornear (mojado y escurrido) o de aluminio. Ponemos encima el arroz y las pasas. Reservamos.
  2. adimos el ajo y programamos 4 segundos/velocidad 8.
  3. Ponemos en el vaso el agua, la sal, el aceite y el curry. Mezclamos programando 15 segundos/velocidad 6.
  4. Vertemos este líquido sobre el arroz y las pasas. Tapamos el recipiente varoma y reservamos.
  5. Sin lavar el vaso, ponemos la cebolla y los ajos. Programamos 4 segundos/velocidad 4
  6. Añadimos el aceite y el pavo y seleccionamos 8 minutos/varoma/giro inverso/velocidad cuchara.
  7. Incorporamos la sal, el curry, el coñac y las manzanas. Cerramos el vaso y ponemos el recipiente varoma en su posición. Programamos 20 minutos/varoma/giro inverso/velocidad cuchara.
  8. Servimos el pavo junto a la guarnición de arroz.



¡A disfrutar!
Mr. Horrible = )

martes, 5 de mayo de 2015

Pollo "máximo" a la carbonara

 "En abril, aguas mil y hasta el cuarenta de mayo, no te quites el sayo"

Hermanas, hermanos... ¡Mayo ha llegado! Y aquí me tenéis, como una premenopausica en pleno apogeo (con perdón de las damnificadas) aguantando estos calores que vienen "a ratos" pero que cuando vienen ¡tela qué "sudaera"! Doy por hecho que no soy el único que está con la incertidumbre de si retirar el nórdico de una vez o seguir sudando unas cuantas mañanas más cada vez que suena el despertador. Es lo que toca, ya nos cansaremos de verano y desearemos con todas nuestras fuerzas que el otoño llegue.

Además de todo esto tengo otro problema añadido: ¡no me viene ni un solo pantalón corto! Es lo que tiene haber bajado dos tallas (tanto de camisa, como de pantalón) durante el invierno. No se si pasarme por el Primark y apañarme un poco o dar rienda suelta a las ansias y recuperar esas dos tallas para poder ponerme la ropa que ya tengo y es que, como recordaréis (y si no recordáis os lo pongo aquí) soy de reutilizar la ropa una y otra vez. No me compro demasiada, pero lo que me compro lo exprimo al máximo hasta que las pobres costuras no aguantan ni un lavado más. Mi ropa me encanta y punto.

Y después de este "rollazo" que os he soltado os traigo una recetica nueva. Como suelo hacer normalmente, la he adaptado a mis gustos y le he incluido una guarnición de arroz que le va muy bien. Aunque lleva nata (la cual podéis sustituir por alguna hecha a base de estractos vegetales, que engorda un poco menos, aunque tampoco os creáis que es mucha la diferencia) la receta tampoco tiene muchas calorías y está muy buena.  

A la Reina Sofía le gusta un montón. Siempre que puede se pone un poco "maza" y me pide que se la prepare y yo encantado oiga. Cuando encuentro un huequecito me pongo manos a la obra, luego ella trae un buen vino y disfrutamos de largas conversaciones hasta las tantas de la madrugada. Al final va a resultar que Ser Mr. Horrible, no va a ser tan horrible como parecía... 

INGREDIENTES

Arroz
  • 50 gramos de aceite de oliva
  • 3 dientes de ajo
  • 350 gramos de arroz 
  • 1 pastilla de caldo de pollo
  • 1/2 cucharadita de sal
  • 800 gramos de agua

Pollo a la carbonara

  • 100 gramos de cebolla
  • 30 gramos aceite de oliva
  • 150 gramos de bacon (en tiras, por ejemplo)
  • 150 gramos de champiñones (frescos y laminados)
  • 200 gramos de nata líquida (para cocinar)
  • 500 gramos de pechuga de pollo en tacos

PREPARACIÓN
  1. Ponemos el aceite y el ajo en el vaso y calentamos 3 minutos/120ºC/velocidad 2.
  2. Introducimos el cestillo en el vaso, pesamos el arroz dentro, incorporamos la pastilla de caldo desmenuzada, la sal y el agua (importante hacerlo en este orden) y programamos (el tiempo que indique el paquete)/100ºC/velocidad 4.
  3. Retiramos y reservamos en una fuente. Podemos reservar el caldo resultante para añadírselo al arroz justo antes de servirlo. Así no se queda seco y está mucho más sabroso.
  4. Sin lavar el vaso ponemos la cebolla y el aceite. Troceamos 5 segundos/velocidad 5 y a continuación sofreímos 6 minutos/varoma/velocidad 1.
  5. Colocamos la mariposa en las cuchillas, añadimos el bacon y programamos 6 minutos/varoma/giro inverso/velocidad 1.
  6. Incorporamos los champiñones y seleccionamos 4 minutos/varoma/giro inverso/velocidad 1.
  7. Agregamos la nata y calentamos 4 minutos/100ºC/giro inverso/velocidad 1.
  8. Incorporamos el pollo y programamos 6 minutos/varoma/giro inverso/velocidad 1.
  9. Lo retiramos del vaso y lo ponemos en una fuente. Servimos junto al arroz y, ¡a disfrutar!


Por cierto, ¡discazo el de Alejandro Sanz! Nunca defrauda
y que conste que no me paga por escribir esto

¡Buen provecho!
Mr. Horrible = )